En esta nueva guía te explicamos como armar una pc gamer economica con un presupuesto reducido pero capaz de mover cualquier juego actual en resolución 1080p y con una buena tasa de fotogramas por segundo.

Hace unas semanas atrás compartimos una guía en la que montamos una PC para jugar por poco menos de 500 dólares, un equipo asequible pero potente que nos permite jugar sin problemas a cualquier juego actual, incluso en resoluciones 1080p siempre que ajustemos los detalles en función de las exigencias de cada título en concreto.

Dicha guía continúa siendo totalmente viable, pero en ésta nos hemos marcado un reto mayor, reducir el presupuesto hasta los 420 dólares y conseguir sin embargo un equipo capaz de ofrecer una buena experiencia en juegos.

Por eso hemos decidido hacer esta segunda guía centrada en montar un PC económico para juegos, en la que vamos a dar forma a un sistema capaz de mover cualquier juego actual en resolución 1080p (Full HD) y con calidades altas y una buena tasa de fotogramas por segundo (60FPS).

Ten en cuenta que el objetivo de esta guía es montar una PC de gama alta económica, es decir, que no se trata de un sistema de bajo coste sino de uno capaz de ofrecer un gran nivel de rendimiento pero con un precio contenido.

Como de costumbre te dejaremos un listado completo con los componentes que hemos elegido siguiendo la idea de buscar la mejor relación calidad-precio, aunque si tu presupuesto te lo permite puedes modificar o añadir algunos.

Procesador: Intel Pentium G4600

Empezamos eligiendo el procesador, literalmente el “corazón” de todo equipo gamer. La mayoría de los juegos dependen del IPC del procesador y no exigen más de cuatro hilos para funcionar correctamente, así que hemos apostado por el Pentium G4600.

Este procesador es una solución todoterreno basado en Kaby Lake de Intel que cuenta con dos núcleos y cuatro hilos a 3,6 GHz y ofrece un excelente nivel de rendimiento, equiparable al Intel Core i3 7100.

Su precio es de 86 dólares.

¡Cómpralo en Amazon!

Placa Base: GIGABYTE GA-H110M-A

Es un componente importante pero no tenemos mucho presupuesto, así que debemos olvidarnos de tarjetas costosas y apostar principalmente por el valor calidad-precio.

Por ello hemos elegido una placa GIGABYTE GA-H110M-A, que trae soporte total y directo de procesadores Kaby Lake y nos permite montar memorias DDR4 a 2.133 MHz.

Tiene un precio bastante asequible para todo lo que nos ofrece, apenas 54 dólares.

¡Cómpralo en Amazon!

Memoria RAM: Crucial 8GB DDR4

Pasamos ahora a elegir otro componente importante, la RAM. De nuevo buscamos un equilibrio razonable entre precio-prestaciones, y en base al mismo elegimos un módulo Crucial 8 GB DDR4. Sus latencias son CL15 y tiene una frecuencia de trabajo de 2133 MHz.

Con esto sacrificamos el modo de doble canal, pero esto no marca una diferencia en juegos y sin embargo nos reporta beneficios importantes, como facilitarnos la ampliación con otro módulo de 8 GB en un futuro, por ejemplo.

Tiene un precio de 54 dólares.

¡Cómpralo en Amazon!

Tarjeta Gráfica: MSI GAMING GeForce GTX 1050 2GB OC

Es una de las decisiones más importantes a la hora de ensamblar nuestra PC gamer. Tenemos varias opciones en el mercado pero nosotros nos hemos decantado por la MSI GAMING GeForce GTX 1050, una tarjeta de gama baja-media que ofrece un rendimiento excelente en juegos. Es una de las opciones más asequibles que podemos encontrar ahora mismo, con un precio que ronda los 100 dólares.

La MSI GeForce GTX 1050 se basa en una GPU Pascal GP107 que suma un total de 640 CUDA Cores, 40 TMUs y 32 ROPS que funcionan a una frecuencia máxima de 1404 Mhz en modo base y 1518 Mhz en modo turbo. Cuenta con 2 GB de memoria GDDR5 con una interfaz de 128 bits y un ancho de banda de 112 GB/s. La gran eficiencia energética de Pascal hace que un núcleo como el de esta tarjeta consuma solo 75W por lo que no precisa de ningún conector de corriente para funcionar. Este núcleo se fabrica con el proceso a 16 nm FinFET de TSMC.

Este modelo viene con overclock de fabrica, tiene un tamaño muy compacto, se conforma con una fuente de alimentación de 300W y como ya mencionamos no requiere conector de alimentación adicional, lo que facilita aún mas su instalación.

En conclusión la MSI GTX 1050 cumple fielmente con lo que promete: consumo reducido con potencia para que la mayoría de los juegos actuales se dejen jugar de forma fluida con resolución 1080p y en muchos casos cerca de los 60 fps. Ideal también para tener altas prestaciones en eSports.

Su precio actual en Amazon es de 104 dólares.

¡Cómpralo en Amazon!

Disco Duro: Seagate 1TB Barracuda

El presupuesto nos obliga a ir directamente a por un disco duro convencional, ya que si elegimos una SSD con un precio similar tendríamos serios problemas de capacidad de almacenamiento.

Por ello hemos optado por un HDD estándar de Seagate en su versión de 1 TB. Este modelo tiene una velocidad de 7.200 RPM y 64 MB de caché, suficiente para disfrutar de una buena experiencia de uso.

Tiene un precio de 42 dólares.

¡Cómpralo en Amazon!

Case: Thermaltake V3 Black Edition

Dado que lo principal es mantener el precio lo más bajo posible pero conservando la estética gamer, hemos optado por un case Thermaltake V3 Black Edition.

Esta torre tiene un tamaño optimo y podrá albergar sin problemas todos nuestros componentes. Es espacioso, cuenta con un acabado de calidad y tiene todo lo que necesitamos.

Tiene un precio de 38 dólares.

¡Cómpralo en Amazon!

Fuente de Poder: EVGA 500 W1 80+

Dado que hemos ajustado el presupuesto al máximo y hemos podido dar con alguna oferta interesante hemos invertido un poco más en este componente, y nos hemos ido a por la EVGA 500 W1. Ofrece una potencia de 500W, tiene una construcción de calidad y monta un ventilador silencioso de 120 mm, pero además viene acompañada de un cable de alimentación de 6 pines, por lo que podremos ampliar el equipo sin problemas en un futuro. Su precio actual es de 35 dólares.

¡Cómpralo en Amazon!

Notas finales y rendimiento

Al final hemos conseguido dar forma a un PC económico y de bajo consumo para juegos, muy capaz en resoluciones 1080p incluso en juegos exigentes y que además tiene un acabado externo muy llamativo. En resumen, estos son los componentes utilizados en nuestra configuración base:

  • Placa base: GIGABYTE GA-H110M-A
  • Procesador: Intel Pentium G4600
  • Memoria: Crucial 8 GB DDR4
  • Tarjeta Gráfica: MSI GAMING GeForce GTX 1050 2GB OC
  • Disco duro: Seagate Barracuda 1TB
  • Fuente de poder: EVGA 500 W1 80+
  • Case: Thermaltake V3 Black Edition

Con estos componentes tenemos un precio final que ronda los 420 dolares, una cifra bastante ajustada para un equipo gamer moderno, que ademas nos permite jugar con total fluidez a 1080p y con calidad gráfica media/alta, dependiendo del juego.

Obviamente el equipo es muy fresco y bastante silencioso, pero ofrece un excelente rendimiento como puedes ver en los siguientes resultados:

  • Battlefield 1 1080p Calidad Media/Alta DX11 70FPS
  • Battlefield 1 1080p Calidad Media/Alta DX12 64FPS
  • DOOM 1080p Calidad Media/Alta OpenGL 71FPS
  • DOOM 1080p Calidad Media/Alta Vulkan 68FPS
  • Gears of War 4 1080p Calidad Media/Alta 62FPS
  • Titanfall 2 1080p Calidad Alta/Muy Alta 64FPS
  • Watchdogs 2 1080p Calidad Media/Alta 59FPS

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here