Parecía una tarea imposible pero al final lo hemos logrado: En nuestra nueva guía de compras te mostramos como armar una PC Gamer económica para ejecutar juegos a 1080p y por menos de 400$.

Hace unos días compartimos una guía en la que montamos una PC para jugar por poco menos de 500$, un equipo asequible pero potente que nos permite jugar sin problemas a cualquier juego actual, incluso en resoluciones 1080p siempre que ajustemos los detalles en función de las exigencias de cada título en concreto.

Dicha guía continúa siendo totalmente viable, pero en ésta nos hemos marcado un reto mayor, reducir el presupuesto hasta los 400 dólares y conseguir sin embargo un equipo capaz de ofrecer una buena experiencia en juegos, sobre todo en resolución 900p (similar a la que ofrece Xbox One), aunque también ira a 1080p en caso de aquellos títulos menos exigentes.

Puede parecer imposible, pero no lo es, como veremos a continuación.

Plataforma

Optamos por el socket 1151 de intel, ya que nos permite utilizar una amplia gama de procesadores basados en Kaby Lake, con lo que obtenemos potencia de sobra sin que el presupuesto se dispare, y lo mejor de todo, nos da la posibilidad a futuro de mejorar nuestro equipo gamer con un simple upgrade del procesador.

Placa base

Hemos optado por una placa Gigabyte GA-H110M-A, ya que tiene una calidad de construcción excelente y en general es muy completa, pero a su vez tiene un precio bastante asequible.

Entre sus principales características destaca:

  • Construcción UltraDurable
  • Zócalo LGA1151, compatible con procesadores Kaby Lake de séptima generación.
  • Hasta 32 GB de memoria DDR4 a 2.133 MHz.
  • Puerto PCI Express 16x 3.0
  • 4 puertos USB 3.0

Como vemos cumple más que de sobra con todo lo que podemos llegar a necesitar hoy y mañana. Su relación calidad-precio es por tanto excelente.

¡Cómpralo ya en Amazon!

Procesador

Como no podía ser de otra forma hemos elegido el nuevo Pentium G4600, un chip basado en Kaby Lake que está fabricado en proceso de 14 nm y cuenta con dos núcleos y cuatro hilos a 3,5 GHz, gracias a la tecnología HyperThreading.

En esencia tenemos un Core i3 con algunas funciones recortadas, pero que en términos prácticos rinde casi lo mismo en juegos que un Core i3 6100. Su rendimiento es fantástico, ya que nos permite mover cualquier titulo actual sin problemas y puede sacar partido a tarjetas gráficas de gama media, como las RX 470 y las GTX 1060.

Una compra redonda, sobre todo teniendo en cuenta el valor que ofrece por apenas 79 dólares.

¡Cómpralo ya en Amazon!

Tarjeta Gráfica

Pieza fundamental para conseguir un buen rendimiento. Para no engordar mucho el precio final hemos elegido la Gigabyte Radeon Rx 460 que viene con overclock, un buen sistema de disipación y tiene 2 GB de GDDR5.

Con ella podremos disfrutar de cualquier juego en resoluciones 900p e incluso a 1080p, siempre que reduzcamos un poco los ajustes de calidad gráfica.

Por otro lado también tendremos un equipo capacitado para el futuro y con una larga vida útil, gracias al buen soporte de DirectX 12, Vulkan y de funciones tan importantes como la computación asíncrona que ofrece la RX 460.

La podemos adquirir por unos 89 dólares aproximadamente.

¡Cómpralo ya en Amazon!

Si estiramos nuestro presupuesto más allá del limite establecido, tenemos como alternativa la EVGA GeForce GTX 1050 de 2 GB de memoria GDDR5, esta gráfica viene con soporte para DX12/Vulkan y ofrece alrededor de un 20% más de rendimiento que la RX 460.

Ahora mismo la podemos conseguir por 109 dólares. Una gráfica que sin duda nos permitirá disfrutar mayor fluidez en juegos exigentes a resolución FullHD.

¡Cómpralo ya en Amazon!

Memoria RAM

Pasamos ahora a elegir otro componente importante, la RAM. De nuevo buscamos un equilibrio razonable entre precio-prestaciones, y en base al mismo elegimos un módulo Crucial 8 GB DDR4Sus latencias son CL15 y tiene una frecuencia de trabajo de 2133 MHz.

Con esto sacrificamos el modo de doble canal, pero esto no marca una diferencia en juegos y sin embargo nos reporta beneficios importantes, como facilitarnos la ampliación con otro módulo de 8 GB en un futuro, por ejemplo. La podemos adquirir desde 54 dólares.

¡Cómpralo ya en Amazon!

Disco duro

Para no salirnos de nuestro presupuesto inicial, optamos por un HDD convencional, ya que si vamos a por un SSD de bajo costo nos veríamos muy limitados en espacio total al no poder aspirar a más de 120 o 250 GB.

El modelo que hemos elegido ha sido el WD Blue de 1 TB, por su equilibrio precio-rendimiento-capacidad. Ahora mismo lo podemos adquirir por 49$.

¡Cómpralo ya en Amazon!

Fuente de poder

El consumo total del equipo es muy reducido, así que no necesitamos hacer un gran desembolso en este componente para poder estar totalmente tranquilos.

Con ello en mente y para no cerrarnos del todo las puertas a futuras actualizaciones optamos por una EVGA 400 N1 de 400W, ya que cumple de sobra con lo que necesitaremos incluso si decidimos montar una GPU con un poco mas de potencia gráfica.

Podemos adquirirla desde 29 dólares.

¡Cómpralo ya en Amazon!

Case

Teniendo en cuenta lo que nos queda del presupuesto, hemos optado por un case Thermaltake V3 Black Edition, que cuenta con un diseño bastante cuidado y nos brinda algo de espacio extra, lo que nos permitirá disfrutar sin problemas de nuestro equipo.

El precio de este case es de aproximadamente 42 dólares. Podemos incluso recortar gastos en este sentido y optar por un case genérico, lo que ya quedaría a “gusto” del usuario.

Notas finales

Con estos componentes tenemos un precio final que ronda los 400 dolares, una cifra bastante ajustada para un equipo Gamer actual.

Podemos incluso optar por un  una tarjeta de vídeo GTX 1050 y obtener un poco más de potencia gráfica, con lo que nuestro equipo rondaría los 420 dólares.

En ambos casos hemos montado un equipo que nos permite jugar en 1080p y calidades medias o altas, según el juego, llegando incluso a ultra en juegos menos exigentes.

Hemos prescindido de la unidad óptica de DVD porque su uso ha decaído enormemente, así que preferimos dejarla como algo opcional. En caso de que queráis una debes añadir 18 dólares al precio final.

En cuanto al rendimiento, podemos decir que estamos mas que satisfechos con los resultados obtenidos: con nuestra configuración basada en la RX 460 tenemos una media de 45-55 FPS en juegos como GTA V, DOOM y The Witcher 3, todos corriendo a 1080p y calidad media-alta, eso si, con algunas opciones desactivadas para mejorar el rendimiento.

Con nuestra configuración basada en la Nvidia GTX 1050 nuestros resultados fueron aún mejores: obtuvimos una media de 55 a 60 FPS en juegos como GTA V, Shadow of Mordor, Battlefield I y DOOM, entre otros, ejecutándose a 1080p y calidad media-alta, con algunas opciones gráficas desactivadas.


Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here