Bitcoin Exchange CEX.IO

El gran gigante tecnológico de nuestro tiempo tenía un asunto por resolver. Google se ha coronado ya como el genio de la lámpara de las búsquedas, como el propietario de la mayor plataforma de vídeos online, Youtube, y como la brújula y mapa de la mayoría de los móviles. También ofrece un exitoso sistema de correo, Gmail, uno de los traductores más utilizados, Translate, un gestor de documentos y un amplio espacio de almacenamiento, Drive. Además, ha intentado una fallida red social, Google +, y una novísima aplicación de videollamadas, Duo. Después de invadir los grandes espacios del usuario en Internet, solo le faltaba un servicio por cumplir: la mensajería móvil. Un flanco que soluciona a partir de este miércoles con el lanzamiento de Allo, un WhatsApp con inteligencia artificial.




Esta aplicación ha sido presentada como el WhatsApp del futuro, por su complejidad, inteligencia y posibilidades. Se ha lanzado a nivel mundial de forma gratuita tanto para Android como para iOS

La gran novedad de Google Allo es el asistente personal incluido, un algoritmo al más puro estilo Siri que nos ayudará a a realizar tareas como reservar una mesa en nuestro restaurante favorito, mostrarnos información del tiempo, apuntar citas, dar resultados deportivos o contar chistes, entre otras muchas posibilidades. Google ha rebajado la barrera de entrada en la aplicación hasta tal punto que ni siquiera es necesaria una cuenta de usuario: basta con introducir un nombre y un número de móvil.

El valor añadido que puede ofrecer Google Allo respecto a su competencia es su integración con el resto de servicios de la compañía, especialmente en todo lo relativo a búsquedas; los resultados aparecen en poco más de un segundo (algo más si utilizamos comandos de voz y la información es realmente precisa, si bien es cierto que en ocasiones necesitará más indicaciones para afinar con la mejor ruta o elegir entre dos restaurantes del mismo nombre (como las franquicias).

Más allá de eso, Google Allo ofrece todo lo que le podemos pedir a una aplicación de mensajería moderna: diseño simple y estético, una interfaz dividia en pantalla de conversaciones, lista de chats y ajustes y opciones para personalizar nuestras conversaciones cambiando el tipo de letra o añadiendo stickers (de momento todos gratis, aunque no descartaríamos que aparezcan algunos de pago en el futuro). La seguridad, a priori, está garantizada gracias al cifrado bajo TLS y extremo a extremo, en el caso de las conversaciones en modo incógnito.

La revolución del asistente de Allo

El asistente es la gran revolución de Allo. No solo por sus funciones, sino porque supone la incorporación de la inteligencia artificial dentro de una aplicación que pretende ser de uso diario. Nada más entrar en el chat, el robot propone un menú de 11 opciones con todas las tareas que puede hacer por ti: reservar viajes o restaurantes, dar información del tiempo, apuntar citas, recordatorios o alarmas, hacer una selección de noticias, dar resultados deportivos, proponer juegos, poemas o vídeos, contar chistes, traducir textos o dar solución a cualquier pregunta que el usuario tenga. Estas funciones a su vez se subdividen en muchas otras, formando un abanico amplísimo de posibilidades.

También sabe reconocer el contenido de una foto y proponer observaciones adaptadas. Allo permite además acceder por adelantado al asistente virtual de Google (el servicio Google Assistant) para ejecutar más rápidamente algunas tareas.

Además, como otras aplicaciones de mensajería populares, permite modificar el tamaño de los emojis o enriquecer los mensajes con “etiquetas adhesivas” para personalizar las conversaciones.

Primeras impresiones

Para utilizar Allo no hace falta tener una cuenta activa en el sistema de Google, sino que es suficiente con introducir un número de móvil. Esto y un nombre son la única información que se necesita para empezar a utilizar la aplicación.

Una vez dentro, salta la primera conversación: con un robot. Se trata de un chat con Google Asistant, un nuevo asistente virtual que recuerda a Siri. ¿Eres una chica? “Soy un todo incluido”, dice el robot acompañando el texto de una carita sonriente. Incorporar este tipo de inteligencia puede tener como peligro la seguridad de la información que se envía, pero los de Mountain View han creado los llamados chats de incógnito, en los que la información va cifrada de extremo a extremo, como en WhatsApp, es decir, que no queda registrada en ningún punto ni servidor.

El asistente es rápido, apenas tarda un par de segundos en ofrecer una respuesta. Un poco más si la pregunta va en audio. Puedes tanto hablar como escribir, aunque el robot solo responde en forma de texto. Tiene respuestas predictivas, pero aprende conforme se va utilizando. Así, si el usuario utiliza un determinado tipo de expresiones, será las que su asistente proponga en un futuro.

¿Hay sitio para Google Allo?

Que la competencia es feroz en el sector de la mensajería instantánea es una obviedad; basta analizar como desarrollos de la calidad deTelegram lo tienen realmente complicado para ganar cuota entre usuarios que quieren utilizar la app que tienen sus amigos y familiares, con independiencia de que sea la mejor desde un punto de vista tecnológico.

El éxito de Google Allo dependerá en gran medida de la capacidad de Google para integrarlo en el ecosistema móvil Android y con el resto de sus aplicaciones (Spaces, Hangsout, Duo… ). El bot incluido es interesante y las primeras pruebas son divertidas, pero cabe preguntarse qué aporta respecto a una búsqueda directa con resultados enriquecidos; veremos si aparecen nuevos bots que aporten más valor añadido en este punto.




Google Allo esta ya disponible en Google Play y en la Apple Store; puedes descargarla de forma gratuita y contarnos qué tal es desde la sección de comentarios.


Bitcoin Exchange CEX.IO

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here